Melatonina, la hipocretina de los insomnes

El Instituto de Biotecnología de la Universidad de Granada (UGR)  apuesta por la administración exógena de la melatonina, una hormona natural que segrega el propio cuerpo humano, como sustituto natural de los somníferos a la hora de corregir los desajustes del sueño que se producen cuando se altera el reloj biológico del hombre.

Esta investigación es la correspondiente a la que se está haciendo en California para sintetizar la hipocretina, la cual sería la solución natural a todos los problemas de la narcolepsia y otros desórdenes del sueño.

Según estos expertos, la melatonina se presenta como un “magnífico regulador” del sueño, el cual “está llamado a sustituir a los somníferos, mucho más agresivos, para corregir el ritmo del sueño y la vigilia cuando se altera el reloj biológico del hombre”.

Así lo confirma el estudio que estos especialistas han llevado a cabo durante varios años acerca de las propiedades de esta hormona natural que segrega la glándula pineal, según informó  la citada institución académica.
 
De hecho, la melatonina, denominada por muchos como ‘hormona de la oscuridad’, ya que se fabrica durante la noche, es empleada ya en la actualidad por la industria farmacéutica para diseñar medicamentos sintéticos derivados de ella, que suponen una herramienta terapéutica muy interesante para el tratamiento de las alteraciones del sueño.

No en vano, la Agencia Europea de Medicamentos autorizó en el 2007 el uso de melatonina para este tipo de terapias, tras años de debate sobre la conveniencia de esta medida.