Investigaciones sobre narcolepsia.

En E.E.U.U., el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS) tiene la función principal de patrocinar la investigación de trastornos neurológicos. Entre ellas, se encuentra la narcolepsia y otros trastornos del sueño con base neurológica por medio de subvenciones para instituciones médicas importantes en todo el país.

Sus científicos intentan clarificar más la amplia gama de factores genéticos, tanto genes HLA como no HLA que pueden causar narcolepsia. Otro de sus grupos de científicos están trabajando con modelos animales para encontrar neurotransmisores que puedan contribuir al desarrollo de la enfermedad y que no sean hipocretinas. Comprender mejor cómo funcionan las bases bioquímicas y genéticas complejas de la narcolepsia llevará a la formulación de nuevas terapias para controlar los síntomas y podría llevar a una cura. Los científicos también están investigando los modos de acción de compuestos promotores del despertar para ampliar la gama de opciones terapéuticas disponibles.

Los científicos han sospechado durante mucho tiempo que procesos inmunológicos anormales pueden ser un elemento importante en la causa de la narcolepsia, pero hasta hace poco ha faltado clara evidencia en favor de esta sospecha. Investigaciones recientes han ofrecido pruebas de que la narcolepsia es causada por la pérdida de neuronas en el S. Nervioso Central que contienen el neuropéptido hipocretina. Ello fue demostrado a través de la disminución en los ligandos tisulares y por la cantidad casi indetectable de hipocretina en el líquido cefalorraquídeo de pacientes con narcolepsia. La habitualmente alta presencia de antígeno leucocitario humano subtipo DQB1 *0602 sugiere que un trastorno autoinmune podría ser responsable de la destrucción de las neuronas de hipocretina. Estos científicos ahora intentan descubrir si los medicamentos que suprimen los procesos inmunológicos pueden interrumpir el desarrollo de la narcolepsia.

Recientemente ha habido un conocimiento creciente de que la narcolepsia puede desarrollarse durante la niñez y puede contribuir al desarrollo de trastornos conductuales. Un grupo de científicos patrocinados por NINDS actualmente está realizando un extenso estudio epidemiológico para determinar la prevalencia de la narcolepsia en niños de 2 a 14 años que han sido diagnosticados con trastorno de hiperactividad y déficit de la atención.

Polisomnografía

NINDS continua respaldando las investigaciones de la biología básica del sueño, incluidos los mecanismos cerebrales involucrados en generar y regular el sueño REM. Los científicos actualmente están examinando los procesos fisiológicos que se producen en una porción del cerebro posterior llamada amígdala con el fin de descubrir los procesos bioquímicos nuevos esenciales al sueño REM. Un entendimiento más integral de la compleja biología del sueño indudablemente aclarará más los procesos patológicos de la narcolepsia y otros trastornos del sueño.